08 febrero 2016

Olivia Sejuro y su hermoso Wasipunko en Nasca

Olivia Sejuro Nanetti

Olivia Sejuro y Cecilia Oré





















Por Cecilia Oré

En el mes de noviembre cuando sentía mi rodilla algo recuperada, no pude resistirme al llamado de la tierra y me aventuré a realizar un viaje sola rumbo a Nasca. 
La cuna de los antiguos nasca es misteriosamente turbadora, el sólo pensar que estaba en la tierra que alberga la ciudadela sagrada de Cahuachi y los mundialmente famosos geoglifos abría mis sentidos y podía percibir esa gran energía que emana del lugar. 

Varios nasqueños me hablaron del original hospedaje campestre que ofrece Olivia Sejuro Nanetti y me quedé admirada al conocer su hermoso WASIPUNKO, aunque debo confesar que me deleitó tanto el lugar como la conversación con tan interesante personaje como es ella. En aquella fecha coincidió mi llegada con la de un grupo de motociclistas franceses que llegaron junto a su guía a la casa de Olivia. Ella suele hacer un pago a la tierra, antes de ofrecerles a sus visitantes el delicioso potaje tradicional peruano, como es la pachamanca. Todos se sentían cautivados por Wasipunko, cada rincón del interior y exterior de la casa creado por Olivia, es la yuxtaposición de elementos decorativos y rituales sobre un paisaje natural conformado por barro, piedra, árbol, ave, luz... así ella, logra una atmósfera sumamente original, casi mágica.

SOBRE OLIVIA SEJURO NANETTI
Olivia nació en Nasca, es una reconocida acuarelista, poeta e investigadora, abanderada en la protección de la tierra y la preservación de las tradiciones. Realizó estudios escolares en colegios de Nasca y Lima y sus estudios universitarios de diseño de interiores los realizó en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Complementó sus conocimientos asistiendo a cursos de arquitectura paisajista japonesa, restauración de textiles, museografía y educación ambiental. Asistió al taller de acuarela de Juan Pastorelli. Su pasión por las flores y frutos exóticos del Perú la llevó a perennizarlos pintando en acuarela más de 433 variedades.

Esta notable nasqueña ha merecido reconocimientos gracias a su talento y dedicación. Cuatro de sus pinturas llegaron a ser reproducidas para la filatelia realizada por la Dirección de Correos a esto se sumó la incorporación de 20 de sus cuadros sobre frutos peruanos en el Atlas del Perú del Instituto Geográfico Nacional. Defensora del chaucato, y sus múltiples cantos. 32 años defensora del medio ambiente ha realizado más de 500 conferencias, disertaciones y exposiciones.

No se puede dejar de mencionar su rescate e introducción del cultivo del algodón nativo de colores: Gossypium barbadense 1984 en San Luis de Pajonal Nasca.
Considerada como persona notable de Nasca en el 1ero. Y 2do. tomo del Diccionario Biográfico del Perú Contemporáneo del siglo XX. Editorial Milla Batres.
Diploma “Los Quince de los Quince” año 1997, Recuperación del Algodón Nativo de Colores en Nasca (1984) 
La Municipalidad Provincial de Nasca le otorgó reconocimiento por sus 42 años de dedicación exclusiva a pintar y exponer al Perú y al mundo entero la flora de nuestra región.

Libros Editados – Publicaciones
“Plantas Medicinales Utilizadas por los Curanderos de Nasca”. CONCYTEC OEA -Primera edición 1986, Segunda edición 1990
“Rescate de Rutas para el Turismo de Nasca” 1997
“Conociendo la Biodiversidad de Nasca. Maravillas en el Olvido” 2012 Autoras: Cecilia Mendiola Vargas- Olivia Sejuro Nanetti.
Próximo a publicarse: Flores del Perú. Acuarelas 385 páginas. 2016

FOTOGRAFÍA : CECILIA ORÉ

TODAS LAS FOTOGRAFÍAS SON PROPIEDAD DE REVISTA ICARTE- PROHIBIDO UTILIZARLAS SIN PERMISO NUESTRO


No hay comentarios: