03 noviembre 2014

Ante la tumba de Francisco Pérez Anampa

Semblanza pronunciada ante la tumba del autor de la famosa polka iqueña "A la Huacachina" el 31 de Octubre 2014 en la Primera Visita  Nocturna al Cementerio General de Saraja

Por Miguel Sevillano Díaz

FRANCISCO PÉREZ ANAMPA
Nació en Ica, el 09 de marzo de 1901, hijo del español Francisco Pérez Durán y de Balvina Anampa Franchesqui, desde la infancia se sintió atraído por la música.

En 1914 ingresa a estudiar en el Colegio “San Luis Gonzaga” y en 1915 ya lo tenemos integrando la Banda de músicos del plantel, culmina sus estudios en 1918 y en 1919 viaja a Argentina a estudiar música en el Conservatorio Nacional de Música de Buenos Aires, donde demostró su talento, graduándose con los más altos honores académicos. Cabe anotar que sus conocimientos de música lo llevaron a crear un estilo propio, rompiendo con los esquemas conocidos hasta ese entonces, él mismo que va a imponer inclusive como maestro de este arte donde ejerció la docencia y formó y dirigió orquestas de cámara.

En Buenos Aires, escribió las primeras partituras de la famosa polka “Juntito a la Huacachina”, la misma que estrena un 27 de julio de 1934, en homenaje a nuestro aniversario patrio, con una orquesta conformada por 60 músicos, resultando todo un acontecimiento, composición que más adelante recorrió y recorre el mundo entero para gloria de Ica y del Perú. 

La delicada salud de sus padres lo hacen volver al país, y ya en Ica se integra a los claustros de su querido colegio “San Luis Gonzaga” donde va a trabajar como docente durante 42 años, hasta 1967, donde puso en juego sus dotes de humanista y su calidad de educador, formando a las nuevas generaciones de músicos, que con el tiempo resultaron ser eximios virtuosos del piano, del saxo y del violín, de donde se destaca, entre otros, el famoso violinista Ezequiel Amador que actualmente es integrante de la Sinfónica de Boston, tampoco descuidó el canto, formando sus famosos “Coros de Ángeles” que eran generacionales, a los que solía llamar “jilgueros”, también formó varias orquestas de cámara con alumnos y ex alumnos, como “La Sociedad Orquestal Iqueña” compuesta por 25 ejecutantes, done destacan Alex Di Roma, Julio Pow Sang, Francisco Brizuela, los hermanos Ismael y Augusto Amador, entre otros. 

De su talento creador salieron obras como polkas, pregones y marineras, obras alusivas a la identidad iqueña como a nuestro sol, el paisaje los caballos de paso, las fiestas de la uva, dichos tradicionales y personajes ilustres.

Estuvo casado con Elva Silva, con la que tuvo 6 hijos, solo el último, Juan, destacó como músico.
Francisco Pérez, nuestro recordado “Panchito” se convirtió por su carisma, en una figura emblemática de nuestro pueblo, agreguémosle a eso su gran cultura, la brillantez de su inteligencia, sus celebradas ocurrencias y sobre todo su vida bohemia, que han dejado una honda huella que lo ha inscrito por siempre en el corazón, en el recuerdo y sentimiento de todo iqueño.
Su nobleza es y seguirá siendo un ejemplo a seguir, él nos dejó el 27 de agosto de 1969, hace 45 años.

FUENTE:
Miguel Sevillano Díaz -  Presidente de la Asociación Regional de Poetas y Escritores de Ica ARPE - ICA


2 comentarios:

javier bustamante dijo...

Muy grato recordar días tan Dulces y felices de mi infancia y juventud, en mi Gran SLG. del Perú.
Gracias Miguel, cual es la dirección para visitarlos cuando este en Ica.
Hagamos un GRAN MUSEO a los Ilustres de Ica, donde se pueda rendir Homenaje a la riqueza de nuestra tradición.
Ejemplo para la juventud (Servulo, Panchito, Pacheco Cabezudo, Javier Cabrera, y tantos otros que sin interés personal dieron todo por nuestra amada tierra ICA.
Gracias Miguel.

javier bustamante dijo...

Muy grato recordar días tan Dulces y felices de mi infancia y juventud, en mi Gran SLG. del Perú.
Gracias Miguel, cual es la dirección para visitarlos cuando este en Ica.
Hagamos un GRAN MUSEO a los Ilustres de Ica, donde se pueda rendir Homenaje a la riqueza de nuestra tradición.
Ejemplo para la juventud (Servulo, Panchito, Pacheco Cabezudo, Javier Cabrera, y tantos otros que sin interés personal dieron todo por nuestra amada tierra ICA.
Gracias Miguel.